Las plantas medicinales a través del tiempo

El hombre aprendió a utilizar las plantas para alimentarse, vestirse y curarse a través de la historia y existen registros en las civilizaciones de Egipto, China, Grecia, BAbilonia, Sumaria y Roma entre otras de su extendido uso en salud en particular.

Algunos datos curiosos revelan la importancia que el hombre antiguo le brindaba, considerándolas su bien más precioso, acompañado del conocimiento en cuanto a su aplicación. En Egipto entre las escrituras de una de las pirámides se detalla la importancia del “rábano, el ajo y la cebolla“, que eran consumidos por los constructores de las mismas, eran alimentos y medicamentos considerados panaceas por la cantidad de propiedades que poseían entre las más destacadas su poder antibiótico, bactericida, vitamínico, mineral, etc.

Otro dato interesante de los trabajadores antiguos de Egipto es que allí fue donde se realizó la primer huelga laboral, y el reclamo no era precisamente aumento de sueldo, sino que exigían su ración completa de “ajo“. Fueron también los egipcios lo que desarrollaron un método anticonceptivo a base de espigas de acacia, dátiles y miel (éste no se los recomiendo a mis congéneres de hoy pues no creo que su seguridad sea suficiente…), así como una técnica para determinar si una mujer estaba embarazada, el cual consistía en colocar en una bolsita de tela, semillas de trigo y cebada, sobre la que se debía orinar todos los días, y si germinaban las semillas, entonces estaba embarazada, si lo hacía primero el trigo sería,”varón”, si lo hacia la cebada, “mujer”.

En 1580 A.C. en China, se escribió el “Pent sao kung mu” donde se describen mas de un millón de hierbas y vegetales con fórmulas y tratamientos, demostrando el amplísimo conocimiento de esta civilización y la importancia de su medicina tradicional, que hoy se está imponiendo a nivel mundial a pasos agigantados, y cuyas técnicas antiguas son totalmente vigentes.

En la Roma imperial, los soldados llevaban lechuga en sus mochilas como sedante, para soportar el dolor de sus heridas.

El cuerpo sin vida de Alejandro Magno se conservó íntegramente en miel, durante su largo traslado pues el lugar de su muerte estaba a miles de kilómetros de su hogar, lo que demuestra su poder bactericida y preservador natural por excelencia.

Para terminar esta serie de relatos cortos, aunque muy interesantes, recordemos una anécdota o más bien un hecho que hace relativamente poco tiempo hizo noticia, fue el retoño de “ginko biloba”, esta hierba ampliamente usada en la actualidad la cual fue encontrada en Hiroshima en 1946, ocho meses después de la explosión nuclear, donde todo era desolación, dando un ejemplo a la humanidad y demostrando que por más grande que parezca una dificultad la vida siempre prevalece.

Dr Montserrat Rodríguez

Especialista en Nutricion Integral y Holística

Coaching de Nutricion y Salud BS, CHHC, AADP.

Leave a Comment (0) →

¿Me puedo tomar un cafecito?

Confiésalo.. ¿a quién no le gusta un aromático cafecito para comenzar un día que se perfila activo y cargado? ¿En la media tarde cuando, ¿sentimos que la energía está un poco baja? Creo que serían pocos a los que nos darían una respuesta negativa. Y es que el origen del café es tan interesante y llena de mitos como las variedades que podemos conseguir en Starbucks.

La más fuerte de las leyendas acerca del descubrimiento del café es la que cuenta que un pastor llamado Kaldi se dio cuenta del extraño comportamiento de sus cabras después de que habían comido la fruta y las hojas de cierto arbusto. Las cabras estaban saltando alrededor muy excitadas y llenas de energía. El arbusto en cuestión tenía unas frutas parecidas a las cerezas. Entonces Kaldi decidió probarlas y un rato después se sintió lleno de energía.

Kaldi después llevó algunos frutos y ramas de ese arbusto a un monasterio. Allí le contó al Abad la historia de las cabras y el Abad decidió cocinar las ramas y las cerezas. El resultado fue una bebida muy amarga que él tiró de inmediato al fuego pero cuando las cerezas comenzaron a cocinarse en las brazas produjeron un delicioso aroma que hicieron que el Abad pensara en hacer una bebida basada en el café tostado, y es así como la bebida del café nace.

A lo largo de la historia se han estudiado los efectos de la cafeína en las diferentes poblaciones y se ha encontrado una enorme variedad de éstos. Algunas personas pueden beber varias tazas de café o té y no sentir ningún efecto, mientras que otras pueden presentar efectos estimulantes después de una sola taza. La cafeína no se acumula en el torrente sanguíneo o en el cuerpo, y por lo general, se excreta a las pocas horas de haber sido ingerida.

Se han llevado a cabo estudios donde se demuestra que la cafeína es capaz de aumentar la atención y las capacidades cerebrales, lo que ayuda a mantenernos despiertos y alertas para trabajar o estudiar. Otros han demostrado que puede alejarnos de la posibilidad de sufrir de enfermedades como el cáncer de colon o la esclerosis múltiple.

Pero como todo en esta vida es una cuestión de balance, también se han descrito casos donde la cafeína puede causar dependencia. Aunque no es nefasta para la salud, no es deseable de ningún modo. A dosis muy altas produce excitación, ansiedad, insomnio, temblor fino, irritabilidad y disminución de los reflejos. Para aquellas personas que quieren bajar peso. no se recomienda mucho un alto consumo de café, pues mientras estimula el cerebro enlentece el metabolismo en la misma medida, lo cual no lo hace un buen aliado para ciertas dietas… sin mencionar el efecto deshidratante que conlleva. Otros estudios revelan que puede provocar gastritis por estimulación de la secreción gástrica.

Es por eso que a la hora de tomarse un cafecito, debemos tomar en cuenta no solo lo que los estudios científicos o empíricos revelan, sino también la sensibilidad que nuestro cuerpo posee a los efectos del tan preciado estimulante y decidir entonces si disfrutamos de una buena taza de café. En todo caso, existen en el mercado infinidad de marcas y sabores, con diversos grados de cafeína que pueden hacernos la elección mucho mas fácil y placentera.

Dr Montserrat Rodriguez

Especialista en Nutrición Integral y Holística

Coaching de Nutricion y Salud BS, CHHC, AADP.

Leave a Comment (0) →

Menopausia… como los buenos vinos

Las mujeres, como los buenos vinos— mientras más maduritas. más experimentadas, más serenas, más divinas… pero este proceso de envejecimiento está asociado con muchos cambios en las funciones fisiológicas y hormonales, entre los más dramáticos está la destacada reducción en la producción de estrógenos que acompaña a la menopausia. Este período de vida tiene requerimiento nutricionales especiales.

Aunque los investigadores apenas comienzan a determinar las necesidades especiales de nutrición en las mujeres menopáusicas, hay consenso en que una dieta rica en verduras, granos, frutas y calcio, baja en grasas, alcohol, calorías y cafeína es la mejor opción. Los niveles de estrógeno disminuyen durante la menopausia, y esta reducción predispone a la osteoporosis. El incremento en el consumo de calcio y el ejercicio moderado son esenciales para evitar esta enfermedad debilitante que puede provocarle fracturas a aproximadamente la mitad de todas la mujeres mayores de 50 años.

Tener bajos niveles de estrógeno puede incrementar el colesterol

Estudios médicos y científicos recomiendan a las mujeres mayores de 50 años sometidas a terapia de reemplazo de estrógeno tomar 1200 miligramos de calcio diariamente, mientras que las aquellas que no la reciben y las mayores de 65 años deberían tomar 1500 mg diarios. También es recomendable limitar la cantidad de refrescos que se consumen diariamente, debido a que estos tienen altos niveles de fósforo, lo cual puede ocasionar pérdida ósea.

Antes de la menopausia, el estrógeno ayuda a proteger las paredes arteriales en la mujer de grasa y colesterol. Debido a que esta protección desaparece las menopáusicas son más vulnerables a las enfermedades cardiacas. Para compensar esta situación, se recomienda una dieta rica en granos, frutas y verduras. El cáncer de seno, colon y de pulmón es otro significativo riesgo para las mujeres en la menopausia. Existe evidencia científica que sugiere que una dieta rica en vitaminas antioxidantes puede tener un efecto protector para el cáncer.

 

LAS VEGETARIANAS PUEDEN TENER MENOS MOLESTIAS

En los Estados Unidos, la evidencia anecdótica ha mostrado que las mujeres vegetarianas tienen menos molestias relacionadas con la menopausia. Los investigadores han observado que estrógenos derivados de plantas, particularmente de productos de soya y legumbres, pueden ayudar a modular las fluctuaciones hormonales en la menopausia.

Para mantener el peso del cuerpo en los niveles premenopáusicos, las mujeres pueden necesitar reducir su ingesta calórica del 10 al 15%, con un correspondiente incremento de la actividad física.

 

La cafeína puede incrementar el número e intensidad de los bochornos y también el riesgo de osteoporosis aumento del colesterol, lo que hace pensar lógicamente que su limitación trae beneficios significativos.

Aunque la menopausia presenta desafíos especiales para la mujer, procurar adecuadas cantidades de calcio, limitar las grasas animales, consumir abundantes granos enteros, frutas y verduras y hacer ejercicio frecuentemente puede ayudar a asegurar un saludable paso de las mujeres a través de la menopausia

Dr Montserrat Rodríguez

Especialista en Nutrición Integral y Holiística

Coaching de Nutrición y Salud BS, CHHC, AADP.

Leave a Comment (0) →
Page 1 of 2 12